Cabo Ortegal y playa de Fornos

En esta entrada os propongo una pequeña ruta hacia el cabo Ortegal, situado al norte de Galicia, con una parada muy propicia para relajarse en la maravillosa playa de Fornos, en Cariño. Lo bueno de estos lugares es que al lado de ellos, están otras zonas de gran interés turístico, como un gran entorno de playas hacia el este y grandes acantilados hacia el oeste.

El cabo Ortegal es el segundo punto más al norte de la península ibérica, después de Estaca de Bares, del cual hablaré en la siguiente entrada. Está situado cerca de Cariño, desde el cual se puede acceder sin problemas siguiendo la carretera hacia el faro. Este cabo ofrece, como no, unas magníficas vistas sobre el atlántico ya que está situado en un entorno acantilado con cierta altitud sobre el nivel del mar. Es una zona donde sopla muchísimo el viento por lo que hay que tener cuidado con las prendas que puedan salir volando si no las queréis perder.

En el centro del cabo se encuentra el faro, una majestuosa torre cilíndrica pintada de rojo y blando, la cual permite guiar a los barcos en la oscuridad, lo cual no tiene nada de especial, ya que es un faro y para eso fueron construidos.

Al este del cabo se encuentra el cabo de Estaca de Bares. Este es el punto más al norte de la península ibérica. Aquí no muestro fotos para que lo cojáis con ganas en la siguiente entrada.

De frente al cabo, están los llamados aguillóns, tres grandes piezas afiladas rocosas que sufren constantemente la fuerza del mar sobre su superficie. Esta frase ha sido para se más espectacular en la narración, ya que como podéis ver en la foto cuando el mar está tranquilo a penas hay erosión.

Al oeste comienza la zona acantilada. De hecho, a pocos kilómetros de aquí se encuentra el acantilado costero más alto de España, Vixía Herbeira, el cual es un lugar espectacular para ser visitado y del cual ya he hablado en la siguiente entrada: «Costa Ártabra: de Pantín a Vixía Herbeira«. La siguiente foto es lo que se puede ver justo a la izquierda del cabo.

Toda esta maravillosa ruta se puede hacer, por ejemplo, y tal como la he hecho yo, después de un buen descanso en una playa virgen situada en la zona de Cariño, la playa de Fornos. Es una playa un poco ventosa y apta para el baño y hasta para el surf, con forma de media concha, de arena blanca y fina y escondida entre un gran pinar.

Se puede acceder yendo hacia Ortigueira, subiendo hacia Cariño, pero sin llegar al pueblo, el desvío hacia la playa queda mucho antes. La playa se encuentra situada justo en la entrada de la ría de Ortigueira.

Espero que disfrutéis de la visitas y como podréis comprobar viendo un mapa, hay innumerables combinaciones de lugares magníficos a los que ir por la zona.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: