Cala Llebeig

La Cala LLebeig es una cala tremendamente con encanto. Está en la provincia de Alicante, en Benitatxell, escondida a los pies del Barranco de la Viuda. Su acceso no es directo, es complicado, o largo, o por mar. Si eres dominguero no esperes descargar el matero de tu coche y llegar a la playa en menos de un minuto ni de forma fácil. 

¿Cómo llego a la cala? 
Tienes dos formas, la larga, siguiendo la ruta de los acantilados, que ya comenté en el blog. 
La ruta corta, sale desde la urbanización Cumbre del Sol. En esta urbanización tienes que buscar en el google maps, por ejemplo, la dirección Párking Cala Llebeig. Puedes dejar el coche antes de la rotonda o bien bajar el camino que sigue y que no tiene salida para el coche, hasta el final, aunque hay poco espacio y suele estar siempre muy concurrido. Desde ahí, empiezas a bajar por el barranco. 
El camino inicial es de tierra y después de unos 50 metros llegas a unas escaleras de piedra, y a partir de ahí comienza el camino difícil. 

Desde estas escaleras, son unos 500 metros o 15 minutos. El camino desciende por el Barranco de la Viuda y va completamente sobre rocas grandes (es mejor que no vayas muy cargado). Hay que tener cuidado porque las rocas resbalan bastante, así que, ojo. 

¿Cómo es la playa? 
La playa es pequeña, unos 200 metros, y es de roca grande, aguas claras y cristalinas y muy muy bonita y fotogénica. Una vez aquí no puedes dejar de estar un tiempo y bañarte, sea verano, otoño, primavera o invierno si te lo permite el tiempo. 

A parte de lo bonita que es la cala en sí, tiene como puente fuerte lo más novedoso e interesante, que son las casitas antiguas de pescadores que hay en ellas, y es lo que la hace tan fotogénica y famosa realmente.

¿Qué saber?
  • No te creas que es poco concurrida, suele haber mucha gente, en relación con la dificultad del acceso. Uno de los motivos es que es inicio o fin de la ruta de los acantilados
  • Lleva calzado cómodo y no vayas muy cargado 
  • Debido a la gran altura de sus acantilados da la sombra muy pronto por la tarde, 17 o 18 horas en función de la época
Como he comentado, desde aquí sale la ruta de los acantilados, siempre puedes hacerla completa hasta Cala Moraig, o bien, al menos, subir hasta el mirador de esta cala para verla desde una altura tal que te permita contemplar su belleza espectacular. 

Espero que te haya servido de ayuda, y si te ha gustado, comparte en tus redes sociales para que llegue a más gente y compartamos entre todos sitios bonitos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: