Caminito del Rey

Creo que el Caminito del Rey no necesita mucha presentación, pero por si acaso, y de forma muy brevemente, comento que es una ruta que va por el desfiladero de los Gaitanes, en la provincia de Málaga. Hay tramos de pasarelas colgadas directamente de las paredes del cañón, y en muchos tramos se aprecia el camino viejo en un estado que dices tú qué bien que hay camino nuevo… El río que podemos ver al fondo del desfiladero es el Guadalhorce.

Antes de empezar a describir la ruta, vamos con un poco de historia del Caminito, por lo que si pasas de la historia, puedes ir directamente al siguiente punto de «cómo llegar». Además, esta información, está sacada directamente del letrero que hay al inicio de la ruta en el desfiladero. 
Un poco de historia
Hasta mediados del siglo XIX el desfiladero de los Gaitanes era poco más que un valle transitado únicamente por cazadores y pastores. A partir de entonces, la industrialización hizo pensar en crear una línea férrea entre las cuencas mineras de Córdoba y las fábricas de Málaga. Esta línea se terminó en el año 1865 atravesando el desfiladero por túneles y viaductos (como los que se aprecian en la foto de arriba, al fondo). 
A finales del siglo XIX se buscan alternativas al carbón para satisfacer la creciente demanda energética. Un ingeniero, Rafael Benjumea, recibe el encargo de aprovechar el desnivel existente entre la entrada y la salida del desfiladero para producir electricidad. La obra, terminada en 1906, consistía en desviar el agua a la entrada del Gaitanejo, forzarla a circular durante 3 kilómetros por un canal hasta la salida de los Gaitanes, para dejarla caer desde más de 100 metros de altura hasta la primitiva central Salto del Chorro. Un camino adosado a la roca ayudaba en las tareas de mantenimiento del canal. Por los pequeños balcones que aún existen en el tramo superior, el camino recibió el nombre del Balconcillos de los Gaitanes. 
Para garantizar la producción eléctrica incluso en años de sequía, en 1920 se construyó el Pantana de El Chorro en el río Turón. Aguas abajo, en 1927, se terminó el Embalse del Gaitanejo, para regular también los aportes del río Guadalhorce y Guadalteba. El 21de mayo de 1921, el Rey Alfonso XIII colocó la última piedra del Embalse del El Chorro y recorrió el Camino de los Balconcillos hasta la localidad del El Chorro. Por su obra, el Rey concedió a Rafael de Benjumea el título de Conde de Guadalhorce. Desde 1953 el primer pantano lleva este nombre y el vertiginoso camino de servicio, Caminito del Rey. 
En épocas recientes se han construido los embalses de Guadalteba y Guadalhorce, al norte, y los de la Encantada Inferior y Superior, al sur del desfiladero para aumentar la producción eléctrica. 
En el año 2000 se prohíbe el acceso al Caminito del Rey por motivos de  seguridad. En 2015 se  abre de nuevo al pública (tras la creación de un nuevo camino por encima del viejo o reconstrucción de parte del mismo). 
¿Cómo llegar? 
 Tenemos la entrada norte y sur. Por lo general, el recorrido siempre en sentido descendente, es decir, desde el norte hacia el sur. El acceso desde el norte, sale desde el pueblo de Ardales. Puedes dejar el coche en la carretera o en un párking privado por 2 euros todo el día. Desde allí, tenemos dos posibles entradas, la larga de 2,7 kilómetros, al lado del Bar Kiosko, atravesando un túnel grande (ojo, puedes atravesar este túnel con el coche y buscar sitio en el camino de tierra que te encuentras). 

La otra entrada está a 200 metros antes de este bar. Se trata de un túnel más pequeño, total 1,5 kms. Ninguna entrada es más bonita que la otra, con que la recomendación es ir por la más corta. La corta son 20 minutos andando, frente a 40-50 minutos de la larga. Ojo, ambos  caminos te llevan al punto de control, donde de verdad comenzará el camino. 

La «entrada» sur está en El Chorro. Desde allí hay buses lanzadera de pago que te llevan de nuevo a Ardales. Tienes que tener en cuenta que la ruta no es circular, con lo que tienes que manejar bien los tiempos: 
  • Opción 1: Aparcar en la entrada norte, hacer el camino, coger el bus lanzadera y regresar a la entrada norte a por el coche 
  • Opción 2: Aparcar en la entrada sur, coger el bus lanzadera, hacer el camino y salir ya con el coche allí 
  • Opción 3: Hacer de otra forma que hayas planeado tú mismo. Yo hice la opción 1 
Entradas
Cómpralas con tiempo suficiente, previamente por internet, ya que está muy solicitadas y es muy fácil que te quedes sin ellas. Ten en cuenta que compras la entrada para una fecha determinada y una hora determinada, con lo que tienes que jugar con los tiempos en función de qué opción elijas para llegar, más sumar los tiempos de llegada al punto de control. 
Inicio del camino
Una vez que llegas al punto de control, tienes que esperar el turno de tu hora. Si llegas antes y ese grupo no va lleno, podrías llegar a pasar antes. Es obligatorio llevar el casco todo el recorrido y durante el camino hay zonas señalizadas donde el peligro de desprendimiento es más alto. Desde este punto, el recorrido lineal es de casi 5 kilómetros de ruta. Se hacen muy llevaderos, nosotros la hicimos en 1 hora y media, parando para sacar fotos, bien es cierto que no había mucha gente, lo que ayudó a que las esperas para las fotos no fueran durante mucho tiempo, ni hubiera grandes atascos durante el camino. 

Divido el camino en 3 partes principales: inicio, medio y fin. La parte inicial, inicia por el caminito de pasarela pegado a las paredes del desfiladero, y vas viendo el río abajo de todo. Es una parte bonita, porque además, llegas con muchas ganas, nervios y entusiasmo. Se corresponden a este tramo la foto anterior y la siguiente. 

Una vez pasado el primer tramo del desfiladero, comenzamos a descender como se aprecia en la anterior foto, y al poco tiempo, comenzamos un camino de tierra y piedras, camino de monte por así decirlo, con unas vistas a un valle que parece no tener fin. Este tramo, fue el que menos me ha gustado, ya que no tenía nada de particular, era un camino normal y corriente, pero mejor te lo explico con las siguientes fotos. 

Finalmente, llegamos al último tramo, para mi sin duda, el más espectacular, ya que el sendero está colgado literalmente en las paredes del cañón a una gran altura. Desde puntos de estos caminos, podemos ver cómo la vía del tren pasa por espectaculares puentes y atraviesa la roca maciza del gran cañón, ocultándose en el interior del mismo. 

Es al final de este tramo cuando llegamos a la parte más espectacular, y quizás más peligrosa del camino, el puente colgante. Atravesar el mismo puede meter miedo (mira el vídeo), o no. El mínimo viento que haya en el desfiladero, hace mover mucho el puente, por eso es normal que a veces cierren el camino o bien no dejen pasar por el puente y tengas que salir por un pequeño túnel que te saca del camino ante tales circunstancias, una pena sería. 

Después del puente, ya solo queda en pequeño tramo de caminito colgado en la pared de la montaña, para salir del mismo a los pocos metros. Después toca andar unos 500-600 metros, para llegar a la parada del bus lanzadera para volver o ya recoger tu coche. En esta zona hay varios bares donde poder descansar un poco y recuperar fuerzas. 

Conclusiones
Voy a ser directo aquí, me ha gustado, pero… para mí, demasiada expectativa respecto a la realidad. Es bonito pero ya, de los 3 tramos que comenté sin duda el último el mejor, pero más corto también. No quiero desmerecer el gran trabajo hecho para construir ese camino y gran esfuerzo que supuso, sigue siendo un lujo tener estas cosas para poder disfrutarlas. 
Me gustaría conocer tus impresiones sobre el Caminito del Rey, si te ha gustado, no te ha gustado, te gustaría ir o incluso repetir. 
Y si te ha gustado el contenido, por favor, comparte en tus redes sociales para que llega a más gente, y que entre todos podamos compartir sitios bonitos a los que poder visitar.

Una respuesta a «Caminito del Rey»

  1. Precioso lugar, es unos de los «must» que tengo en mi próxima visita por el sur de España.
    Muy buen post, fantásticas fotos y muy interesante información la que nos das.
    Muchas gracias por compartir estos parajes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: