Casa Alfredo en Cecebre

Cecebre es una parroquia del ayuntamiento de Cambre en la provincia de A Coruña. Se puede destacar en el su embalse, la famosa Fraga de Cecebre la cual es un espacio protegido por sus especies y fauna. Es famosa gracias al libro de Wenceslao Fernández Flórez y la película de animación basada en el libro cuyo título es «El bosque animado«.

Tras esta muy corta descripción de Cecebre, ahora viene el verdadero motivo del post. Este blog trata sobre viajes y lugares del mundo, de ahí la introducción, y no es un blog gastronómico, pero en esta ocasión, merece la pena una entrada porque me ha llamado la atención este restaurante situado en Cecebre: Casa Alfredo.

Alfredo es un hombre campechado, parco en palabras pero muy amigable que regenta este restaurante. Bajo mi opinión es un sitio para ir con amiguetes, no con la pareja, comida de calidad decente y eso sí, muy muy abundante. Lo curioso es que no nos pusieron carta, dependiendo de la época del año tienen un menú degustación determinado que es el que te van sirviendo desde que te sientas a la mesa, ya sin que te pregunten nada, bueno sí, te preguntan qué quieres beber, pero la comida ya está decidida de antemano y es sorpresa, es decir, hasta que te ponen el plato en la mesa no sabes lo que te espera.

Para beber un vino de la casa con gaseosa y una botella de agua.

De entrantes unos trozos de empanada de atún, recién hecha porque aún estaba tierna y calentita y unas croquetas de jamón, quizás lo peor del menú porque estaban chamuscadas.

Y ahora aquí viene el primero y segundo plato, ah!! y el tercero. Tocaba respectivamente merluza (al principio eché de menos unas patatas cocidas acompañándola, aunque al final agradecí que no vinieran), unos callos y carne asada con patatas asadas.

Y finalmente a sufrir con el postre, flan casero con nata y caramelo, acompañador de los chupitos de rigor, crema de orujo, licor café y licor de hierbas, a repetir los que quisiéramos ya que nos dejan la botella y un buen café de pota.

Y ahora el mayor «problema», después de la comilona enorme toca llegar «rodando» a la barra para pagar…. puntos en la barriga por todos lados se ponían durante el camino hasta allí. Durante el camino íbamos charlando con Alfredo preguntándonos si ya habíamos estado allí más veces, si nos había gustado, por el medio alguna crítica al gobierno y mención a la crisis y finalmente el precio, dice: «aquí tarifa plana, se paga la entrada, 20 euros por cabeza» (3 personas éramos). Precio muy asequible para la cantidad comida la verdad. Muy recomendable ir a visitarlo al menos una vez.

[Casa Alfredo (web), O Canal, 23 Cecebre – Cambre (ubicación), 981 676 065]

.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: