A Casa das Velhas

En un período corto de tiempo, es la tercera vez que visito el pueblo de Vila Nova de Cerveira, en Portugal. Hay una feria muy famosa que se celebra allí todos los sábados. Además, son muy famosos algunos de sus miradores, concretamente el del Mirador do Cervo, donde hay un columpio gigante. Date prisa a visitarlo porque se rumorea que lo van a quitar en breve por problemas de permisos. Espero que no lo quiten, porque le da mucha vida al pueblo y es algo que gusta a los turistas.

Pero esta entrada está centrada en el restaurante de A Casa das Velhas. La primera visita ahí la puedes encontrar en este enlace. Está ubicado en la carretera de Quinta das Mineirinhas. Lo ideal de este restaurante desde luego son las vistas impresionantes que tiene.

Vistas restaurante

Por lo tanto, segunda visita al restaurante. Ahora las uvas ya estaban algo más maduras y las parras con muchas más hojas, con lo que la sombra que daba era excelente para el día de calor que hacía. La carta, un poco distinta y con los precios ligeramente superiores a la vez anterior. Lo bueno, es que la calidad de la comida no ha bajado.

La comida

Comienzan trayéndote unos entrantes: unas aceitunas gourmet, paté de atún, mantequilla y cesta de pan variados. Tienes que saber que esto te lo traen aunque no lo pidas. Y lo pagas si lo consumes. Si no lo tocas y no lo consumes, asegúrate que no te viene en la cuenta, porque te lo quitan sin problemas en caso de error (por defecto suele venir todo). En la primera vez pedimos que nos quitaran algunas cosas y en esta segunda vez, no hizo falta porque nos comimos todo.

Éramos 5 comensales. De primer plato pedimos unos gambones a la plancha para compartir. Deliciosos y ya venía pelados, con lo que más fácil para comer. Después nos dieron unas toallitas húmedas de limón para lavarnos las manos.

Gambones a la plancha

Para continuar con el segundo plato, donde pedimos el bacalao, de dos tipos diferentes para probar, pero todo para compartir. El primero de ellos, Bacalao estilo Dourado. Era un bacalao deshilachado en revuelto con huevo, tipo bolinho de bacalhau, acompañado de patatas fritas. Muy rico.

bacalao dourado

Al mismo tiempo, nos llega el otro bacalao, este era el de la casa, Bacalao Casa das Velhas, a la brasa, con patata asada, cebolla, pimiento, pan tostado bañado en aceite, bacon y un acompañamiento de vegetales. Este plato era para dos personas, el cual también compartimos para los cinco.

bacalao casa das velhas

Para el postre, dos para compartir también. El primero, una panatoca de maracuyá espectacular y una delicia da Casa das Velhas, que llevaba nata, galleta y naranja (demasiado dulce para mi gusto).

De bebida hubo 2 botellas de agua de litro Pedras, una cerveza, un refresco, una copa de vino albariño de la casa, dos limonadas, dos cafés.

Por todo esto, pagamos 136 €, poco más de 27 € por cabeza. Salimos muy bien comidos y muy satisfechos. Ya decir si es caro o no, de ti depende.

Antes de ir a la Casa das Velhas

Reserva. Es muy importante que reserves previamente porque está muy concurrido. Además, pide dónde quieres la mesa, en terraza de arriba, de abajo o dentro. En días de calor, ten en cuenta que dentro no hay aire acondicionado. Y las terrazas están cubiertas por las hojas de vid.

Vete si hace buen tiempo. Si hace malo, creo que no vale la pena, porque aunque la comida es bueno, lo auténticamente maravilloso de ese lugar, son las vistas, pero ojo, que la comida también es buena. Al menos, las dos veces que he ido, a mí y a mis acompañantes nos ha encantado.

Si has estado, deja en los comentarios tu experiencia. A ver si ayudamos a más gente a decidirse o no, por este restaurante da Casa das Velhas.

Una respuesta a «A Casa das Velhas»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: