Costa de Hammamet

En 2001 un embajador ruso le preguntó a Mis Melilla en la gala de Mis España que qué sabes de mi país, Rusia… pues bien, si me preguntan qué sabes de Hammamet o de Túnez mi respuesta sería parecida, gente muy amable, calor, buen tiempo, buena comida, etc. Es lo que tiene ir a un todo incluido y tomarse el viaje de relax, comer, descansar y mucha playa y piscina, no hubo tiempo para más aunque hubiera estado bien haber visitado la medina de Hammamet y sobre todo lo que más me llamaba era hacer una excursión al desierto del Sáhara, pero implicaba perder dos días y que se hacía noche en el mismo debido a que está bastante lejos, pero debe ser una experiencia inolvidable, quizás para la próxima vez.

Simplemente os contaré un poco de información que nos contaron los nativos de allí. Para visitar Túnez hace falta pasaporte y si vas a zona turística tipo Hammamet no hace falta cambiar moneda, ya que aceptan euros, aunque como siempre salen ganando ellos en los cambios. Es un destino muy típico de rusos y franceses, pero no de españoles. Por lo general el tiempo es muy bueno con mucho calor casi todo el año, aunque a veces, como en todos lados, se pueda nublar o llover o muy ventoso y gran oleaje como se puede apreciar en la foto, aunque no suele durar mucho.

En la llegada al aeropuerto si no tenéis transporte lo mejor es preguntar en el punto de información, ya que te asaltan taxistas nada más salir por la puerta de desembarco, aunque si eres buen negociador puedes intentarlo. En información te conseguirán un transporte de fiar. En teoría los taxis blancos son los que se mueven entre ciudades y sus taxistas saben hablar inglés y francés perfectamente. Los taxistas de los taxis amarillos no tienen obligación de saber inglés y se mueven dentro de las ciudades.

Sitios que nos contaron para visitar y que valdría la pena serían la medina o zona antigua de Hammamet, Marina que dispone de un puerto deportivo y visita a Nabeul, famoso por su mercado de cerámica. Visita obligada son las impresionantes y largas playas de Hammamet, lo que más visitamos en nuestra estancia. En ellas hay numerosos bares con zonas privadas para los turistas de los distintos hoteles y hacen muchas actividades como montar en camello, caballo, parapente tirado por motora, etc, y sobre todo un gran lugar para relajarse y torrarse al sol entre baño y baño de las aguas del Mediterráneo.

Por se un país árabe, muchas mujeres van cubiertas de pies a cabeza, incluso en la playa con casi 30 grados de temperatura.

Lo poco que vimos de Hammamet fue en el recorrido que hacíamos del hotel a la playa o del hotel al aeropuerto. En este último tramo se encontraba a muchísima gente en la carretera cada pocos metros vendiendo comida, sobre todo pan.

Respecto al hotel, pues muy decente, buenas piscinas y el trato del personal muy amable y siempre atentos. Durante la comida y cena el personal de las actividades se sentaban con la gente del hotel para hablar con ellos e intercambiar impresiones. Durante el día había numerosas actividades, voleyball, juegos en la piscina, ping pong, etc. y durante la noche había espectáculos. La comida tradicional de allí estaba muy rica y absolutamente toda era muy picante, pero se comía perfectamente.

Las sensaciones fueron muy buenas y el tiempo allí pasó muy rápido, aprovechamos sol y temperaturas a casi 30 grados cuando aquí en Galicia hacía frío y con temperaturas a 3-4 grados, muy bajas para ser Mayo. Recomendable, sí, repetiría, probablemente no porque hay otros destinos iguales o mejores a lo que ir. Eso sí, antes de haber ido el ambiente no era muy idóneo debido a tensiones políticas, durante mi estancia allí el tema estaba calmado, pero a los dos meses de haber estado allí nuevamente había tensiones, así que aseguraros de cómo están las cosas antes de viajar allí.

[VER MÁS FOTOS DE HAMMAMET-TÚNEZ]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: