Del mejor banco del mundo a Estaca de Bares

En Galicia hay un banco, denominado por miles de personas, como el mejor banco del mundo. Trato excelente donde no te piden nada a cambio por los beneficios que te da, un banco sin ánimo de lucro, el cual debe ser el único en su especie tal y cómo está el mundo, un banco en el que te apetece pasar muchas horas en el ya que te hace sentir muy bien y permite relajarte y evadirte de la rutina, vamos, que este no es un banco normal, y es que este banco está sobre un acantilado y tiene unas vistas espectaculares.

He aquí sobre estas letras el famoso banco. Sobre su respaldo se puede ver el mensaje «The best bank of the world». Las vistas que hay desde este banco son impresionantes. De frente se puede ver la entrada del Atlántico formando la ría de Ortigueira. Al este, el saliente escarpado que llevaría hacia el Cabo Ortegal. Al este, más acantilados escarpados que si los seguimos nos llevarán al punto más norteño de España, el cabo de Estaca de Bares.

Sentarse sobre este banco observando el infinito es una sensación difícil de explicar, es como si te olvidaras de todo y tu cuerpo se llenara de sensaciones agradables, una desconexión del mundo donde solo estás tú y el mundo, donde fácilmente se podrían echar allí muchas horas simplemente observando y contemplando la belleza del paisaje.

¿Cómo llegar?. Subiendo hacia Ortigueira hacia la costa de Loiba hay que tomar el desvío hacia Picón. En ese camino hay un pequeño desvío a mano izquierda donde aparece un cartel escrito «a mano» que pone «The best bank of the world». Este camino va hacia la costa y finaliza en lo alto del acantilado. A partir de ahí hay un camino de tierra que se puede hacer andando aunque se puede hacer en coche. Este último camino os llevará directamente al banco.

Siguiendo hacia el norte llegamos a Estaca de Bares. Este cabo se caracteriza por dos características particulares: la primera es que determina la separación entre el océano Atlántico y el Mar Cantábrico, la segunda, es que se trata del punto más norteño de la península ibérica.

Desde este cabo, para variar, hay unas vistas impresionantes nuevamente. Al oeste se encuentra la ría de Ortigueira y el Cabo Ortegal y al este la ría del Barqueiro. Sobre la parte más alta del acantilado se encuentra el faro. Pasando este podemos aún adentrarnos más en el mar siguiendo un pequeño camino que recorre el acantilado y que se va haciendo cada vez más estrecho conforme se va adentrando en el mar.

Las vistas desde esta pequeña punta hacia el faro nos muestran la estrechez de este pequeño pico.

Desde este punto no son buenas las puestas de sol ya que quedan ocultas detrás de Cabo Ortegal, pero una puesta sobre este cabo también es muy digna de ver.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: