El salto más alto del Toxa

Ya he hablado de la cascada más bella de Galicia, al menos para mí, la del río Belelle, y ahora, toca hablar de la más alta de Galicia, la cascada del río Toxa (fervenza do Toxa), además de ser una de las más altas de España. Está situada en Vila de Cruces, en el término municipal de Silleda. Esta cascada hace que las aguas que bajan por el río Toxa tengan que dar un salto de 60 metros de altura chocando contra los gruesos muros de granito que forman la cascada antes de caer y recorrer de nuevo el valle rumbo a desembocar en el río Deza.

Existe un mirador en lo alto de la cascada, justo en frente a la misma, desde la cual se puede observar el valle por donde baja el tío Toxa y Deza, aunque desde aquí realmente la cascada no se ve demasiado bien.

¿Cómo acceder? Para acceder al mirador se pueden seguir las indicaciones que se van encontrando por el camino (señales escritas a mano… parece mentira que este bello paisaje no esté señalizado como se merece, aunque otros pensarán que así por lo menos no se llena de gente). Una vez que se llega al destino final, el desvío a mano derecha nos lleva al mirador, y el de la izquierda nos lleva a la cascada, aunque este camino no se puede realizar por completo en coche ya que la carretera que baja está en muy mal estado, siguiendo carretera abajo andando se llega en unos 15 minutos. Para ir en coche hasta un punto más cercano de la cascada, en lugar de girar a la derecha en el último desvío que nos lleva a la carretera del mirador y la de la cascada, deberemos seguir de frente. Esta carretera nos ahorra unos 5 minutos andando, los cuales se agradecen a la vuelta ya que es cuesta arriba.

Bajamos un camino que nos llevará directamente a los pies de la cascada. Durante el mismo podemos ver un paisaje muy bello de bosque con gran diversidad de árboles.

Finalmente llegamos a nuestro destino, y qué mejor que verla y escuchar el estruendo del agua al caer después de 60 metros volando en caída libre atraída hacia abajo por la invisible pero presente fuerza de la gravedad.

Si tenemos fuerzas, este es el punto de inicio (o fin en función de dónde empieces) de una ruta de senderismo que nos lleva por la ribera del río Toxa y río Deza hasta el monasterio de Carboeiro. La ruta de solo ida tiene una distancia de 5,1 kilómetros.

No la he recorrido completa pero le tengo ganas. Desde aquí bajamos por el sendero que nos lleva por el borde del río Toxa pudiendo ver un paisaje totalmente bello y donde aparecen nuevos saltos de agua que, aunque son bastante más pequeños que la cascada que hace famosa al río, también son espectaculares. Finalmente cruzamos el río Deza, justo antes donde Toxa se vuelve uno con el, atravesando a Ponte do Demo. Ahí hay un cartel donde podéis ver el recorrido de la ruta completa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: