En el Caribe Mexicano

Tocaba esta vez la Riviera Maya, a disfrutar del caribe mexicano. Es una auténtica gozada ir a disfrutar del buen tiempo y de unas playas y agua espectaculares, aún más teniendo en cuenta que en el mes de febrero aquí hace muchísimo frío, imaginaos lo maravilloso que es estar en bañador otra vez en la playa.

Nos alojamos en el hotel Barcelo Maya Beach, una chulada de hotel y por lo que tengo entendido uno de los mejores de la zona (en realidad el Barceló es un complejo formado por 5 hoteles, y el Maya Beach era uno de ellos). Está situado a 75 km al sur de Cancún. El hotel tiene dos playas enormes y muy bonitas. El todo incluído es de verdad todo incluído. Tiene mucho peligro el desayunar 3 platos, comer 3 platos y cenar 3 platos, puedes acabar tu estancia con 2 o 4 kilos de más, os lo digo por experiencia. Lo que da gusto es estar medio piripi con los cocktails a las 11:30 de la mañana en una tumbona en la playa o en el jacuzzi de la piscina, se lleva muy bien.

Playa del hotel Barceló

Respecto a los taxis, es muy conveniente cogerlos siempre en el hotel y enterarse de cómo son los precios de los trayectos en el mismo hotel por si se tienen que coger desde otro sitio (ya que los precios están estipulados de tal sitio a tal sitio te cobran tanto). Si se coge desde fuera del hotel hay que preguntar siempre el precio antes e intentar regatear. En la carretera principal suelen pasar vans, que son furgoneta-taxis superbaratas porque son compartidas por más viajeros y suele compensar cogerlas, normalmente cuando os vean andando por la carretera ya paran ellas para preguntar si queréis su servicio.

Respecto a moneda aceptan euros, dólares y pesos mexicanos obviamente. Si se desea cambiar hacerlo en el hotel porque son los que mejor cambio ofrecen. Evitar pagar fuera con euros o dólares ya que los cambios que hacen son bastante pobres y se sale perdiendo bastante dinero. Cuando yo fui (febrero de 2010) el cambio (en el hotel) creo recordar que era 1 dólar = 13 pesos y 1 euro = 18 pesos (más o menos).

La única excursión que realizamos por parte del hotel fue la Chichén Itzá que incluí ver las ruínas mayas y parada en la ciudad de Valladolid. Vale la pena ir a ver las «pirámides» o castillos mayas de Chichén Itzá. Esta excursión es recomendable cogerla por el hotel porque queda bastante lejos de la carretera de la costa hacia el interior, más o menos casi a dos horas.

Chiché Itzá
Valladolid

El resto de visitas ya las hicimos por nuestra cuenta tomando taxis o vans. Visitamos Playa del Carmen y su 5ª avenida con calles repletas de tiendas. Aquí se encuentra una impresionante discoteca que vale la pena ir llamada Coco Bongo. Esta zona junto con Cancún es la zona de fiesta. Mucho cuidado con la gente que ofrece droga porque pueden ser policías de incógnito para cazar a los compradores y allí no andan con chiquitas en este sentido.

Visitamos Tulum, donde se encuentran otras ruinas situadas un poco más al sur y al lado mismo de la costa, de hecho dentro del recinto de las ruínas hay como dos calas, a una de las cuales se puede acceder sin problemas. A 1 kilómetro de Tulum queda playa Paraíso, una playa chulísima con un chiringuito genial donde comimos ese día. En esa playa se pueden alquilar botes que te llevan a ver el coral, aunque a unos 4 metros de profundidad, donde hicimos snórkel, pudimos ver peces de colores bastante variados, los típicos de una pecera.

Tulum
Playa Paraíso

Fuimos a visitar un cenote (totalmente recomendado), los cuales son lagunas de agua dulce exteriores e interiores y son una pasada, vale la pena ir. Nosotros fuimos al Cenote Dos Ojos donde nos pudimos bañas en los cenotes exteriores y para los interiores llevamos un guía. Íbamos con aletas, linternas para ver en la oscuridad y gafas con tubo de snórkel para poder ver dentro del agua. El recorrido duraría casi 1 hora y nos llevó a ver al menos 3 cenotes internos, es una auténtica pasada ir buceando por esas grutas de roca, incluso en algunos momentos había que pasar con cuidado porque había poco sitio para el paso por culpa de las rocas, simplemente precioso, viendo también las estalactitas y estalagmitas.

Cenote interior
Cenote exterior

Finalmente fuimos a una playa chulísima llamada Xcacel, es una playa muy conocida, de hecho cobran por entrar en ella, donde van a poner huevos las tortugas. Es una playa muy extensa y tiene zonas protegidas, precisamente donde las tortugas ponen los huevos. Tiene también un cenote externo, si se va a visitar es recomendable llevar calzado porque el camino era bastante pedregoso, hacedme caso que acabé con los pies bastante fastidiados.

Playa de Xcacel

La verdad que la experiencia del caribe es una auténtica gozada. Si caen trombas de agua nos os preocupéis, hace igual de calor y pasan rapidísimo. Lo peor es la duración del vuelo, para ir de Madrid a Cancún tardamos 11 horas y media volando (teníamos viento en contra) y a la vuelta 7 horas y media (teníamos vientos en cola). MUY REPETIBLE.

Amanecer en el Carible

RECOMENDABLE: Ver el amanecer sobre el mar Caribe (temprano eso sí, en el mes de febrero sobre las 6:15 aproximadamente, quizás volviendo de juerga).

Existen muchísimas actividades más que se pueden hacer como más visitas a ruínas mayas, visitas a poblados indígenas, excursiones por la selva en 4×4 o en quad, entrada a parques acuáticos reseva natural con baño con delfines, snórkel o buceo para ver coral o el arrecife, excursiones a islas, etc., yo simplemente me he limitado a describir un poco mi propia experiencia. Como véis, sobran cosas que hacer y no solamente es playa, aunque yo sí la he disfrutado y mucho.

[Ver fotos]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: