Ermita da Virxe do Porto y Faro de Punta Frouxeira

En uno de mis muchos «paseos» por instagram buscando el hashtag «Galicia», descubrí esta fantástica ermita, Ermita da Virxe do Porto, tan desconocida para mí y sin embargo tan cerca de donde vivimos en nuestra tierra. Parece sacada de una película, una estructura solitaria en lo alto de un peñón, al que solo se puede acceder cuando la marea está baja.

No recuerdo el autor de la primera foto que he visto, pero era realmente espectacular, ya que era un cielo encapotado lleno de nubes negras y un mar furioso, esa escena sí era digna de una peli de miedo/terror/suspense. Está ubicada en Valdoviño, lo comento ya que actualmente ya no es un secreto su existencia y ha dejado de ser poco conocida a estar ya en muchas galerías de instagramers de la zona y de las afueras.

Como he comentado, solo se puede acceder a ella con la marea baja, con lo que si decides ir a visitarla asegúrate de tener controladas las mareas para no tener que esperar mucho tiempo, si deseas acceder a lo alto del peñón, a los pies de la capilla.

Vale mucho la pena la visita, ya que además el paisaje de alrededor es espectacular, con abruptos acantilados y rocas por todos lados. Y como no, a algo tan especial como esto, no le podía faltar su leyenda… «unos marineros encontraron la imagen de la Virgen en el mar y se la llevaron a tierra. Sin embargo algo hizo que al día siguiente estuviera de nuevo en el mar. Allí, sobre unas rocas, decidieron levantar una capilla para proteger la imagen santa.El 11 de julio se realiza una romería en la que se saca a la Virgen en procesión. Esta Virgen cuenta con una gran devoción, no solo en Valdoviño, sino en toda la comarca» (Fuente: GaliciaMáxica).

El faro que se puede ver al fondo, es el de Punta Frouxeira, con una curiosa forma y unos 30 metros de altura. Si damos una vuelta por sus alrededores, podremos encontrar unos antiguos túneles militares por los que se puede andar sin ningún problema, y cuyas salidas tienen unas vistas muy buenas sobre los acantilados.

El faro es un reclamo turístico muy bueno, y de hecho tiene el gran lema conocido mundialmente, y que es verdad de «Galicia Calidade«.

Desde esta punta se puede observar, a lo lejos, la propia Ermita da Virxe do Porto, alzada sola en el peñón.

Ya para finalizar la escapada, podéis acabar tomando algo a los pies de la playa de Meirás, desde donde también se puede observar cómo se alza el faro de Punta Frouxeira en la lejanía. Como siempre, bella esta nuestra tierra.

Como veis los sitios son espectaculares y para poder apreciar desde la lejanía, siempre puedes llevar unos prismáticos que te faciliten la visión.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: