Fragas do Eume

Las fragas do Eume, concretamente, Parque Natural das Fragas do Eume, es un enclave natural situado en la provincia de A Coruña, que incluye los municipios de As Pontes, Pontedeume y Monfero. Si nunca has estado, es lugar de visita obligada, para adultos y niños, por la belleza que tienen sus caminos y río. 

Hace ya un tiempo hablé de las Fragas en este post, para nada bueno, ya que estaba siendo pasto de horribles incendios que estaban destruyendo el parque. Después, hablé en este otro post sobre navegar en kayak por las fragas, una experiencia muy buena.Toca ahora el turno, para la experiencia a pie, o también en bici. Para ir a pie lo recomendable es hacerlo por la parte del camino no asfaltada, ya que puedes apreciar mucho mejor el paisaje, para la bici, la ruta asfaltada es la mejor opción. La de la otra parte del río no voy a decir que no para la bici, porque realmente no lo sé, aunque el camino que hemos seguido no sería apto, sí es verdad que hay más de una ruta. Si alguien que ande en bici por la zona nos puede comentar para quitarnos de dudas se lo agradecería. 
Nos centramos a pie. Comenzamos en la parte asfaltado del camino y varios metros del último aparcamiento hay un primer puente por el que podemos cruzar el río. Es importante conocer de antemano las rutas que vais a hacer para controlar los tiempos, dificultados y tener en cuenta el tiempo de vuelta. 
Durante el camino, podrás ir viendo un paisaje espectacular, con un montón de diferentes verdes en los árboles que te deja maravillado. 

Si la luz del sol acompaña, además se puede apreciar un color verdoso en el agua que parece incluso sacada del mismísimo caribe o típica agua de Tailandia o Filipinas, como se aprecia en la primera foto y en la que sigue. 
Como comentaba, alguna parte del camino está preparada para ir en bici pero otra no, hay casi que escalar zona de barranco, aunque no es complicado, para ir en bici sí podría. En algunos puntos el camino se divide, pudiente seguir por la orilla del río, o adentrarse un poco más por el bosque, pasando algún otro pequeño y bonito puente sobre algún afluente del Eume. Elegid bien los caminos, en caso de poder hacer todos sería fantástico, uno para ir y otro para volver, o dejadlo para otro día, ya que siempre merece la pena volver. 
El punto intermedio del recorrido, está en lo alto del bosque, en pleno corazón, y es el Monasterio de Caaveiro. Comentar que en coche se podría llegar por la parte asfaltada, aunque en temporada alta no permiten la circulación por la misma. La visita al monasterio es libre, aunque hay visitas guiadas. El acceso de perros no está permitido, pero no hay problema, tienen su propio aparcamiento «Aparcadoiro de cans», algo que me hizo mucha gracia, más el letrero que otra cosa. 
El monasterio tiene algunas zonas bien conservadas y restauradas y lo que sí, tiene una vista espectacular sobre el entramado de árboles y valles de todas las fragas. 

Si quieres más información turística del entorno de las Fragas puedes googlear o bien te recomiendo este libro guía.

Una respuesta a «Fragas do Eume»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: