La Granada árabe

La visita a Granada obligatoria desde luego está en la famosa Alhambra y el Generalife, aunque la ciudad en sí también tiene numerosos rincones que visitar.

Para llegar a la Alhambra se puede hacer desde el centro de Granada caminando, eso sí, se encuentra a unos 15 minutos más o menos una vez que estás a las fueras de la ciudad. También se puede acceder en coche por la autovía. Existen distintos niveles de plazas de aparcamiento en función de lo cerca que estén de la entrada principal. Fuera del recinto hay un restaurante en el que comimos que tenía una terraza muy bonita en un jardín, se comía bien, eso sí, era un poco caro, normal ya que está muy bien situado y la zona es muy turística.

En lo que respecta a La Alhambra y el Generalife, existen distintos recorridos que se pueden realizar, el que elegimos nosotros fue primero la visita al Generalife, después visita al palacio de Carlos V, visita a la Alcazaba y finalmente visita a los palacion nazaríes, aunque hay más combinaciones de visitas. La elección es importante por varios temas, el primero de ellos es que una vez que visitas un lugar ya no puedes volver a entrar (esto para el Generalife y la Alcazaba) y el segundo, para los palacios nazaríes, es que sólo puedes acudir en el turno que hayas elegido, es decir, que si llegas más tarde de la hora a la que te correspondería haber entrado no te dejan pasar. Existe la posibilidad de visitar los jardines pero no la cogimos en esta ocasión, y también está la posibilidad de la visita nocturna. Además de lo comentado, junto con el palacio de Carlos V, existen numerosas construcciones, edificion, torres, etc. en los que se puede entrar una y otra vez sin necesidad tan siquiera de tener entrada, ya que hay zonas de la ciudad amurallada por la que se puede andar libremente.




Generalife

 


Alhambra desde el Generalife





Alhambra desde el Albaicín

 Ya en la ciudad se diferencian tres partes claras, la zona vieja, la zona árabe llamada Albaicín y la zona judía.

La zona vieja es la zona peatonal. Está atravesada por la calle de los Reyes Católicos (sólo pueden circular por ella taxis y buses) y al nivel de la zona del ayuntamiento, es donde comienza la calla principal de bares y tapas, visita obligada, que es extiende desde la plaza del ayuntamiento hasta el principio del barrio judío. Por la zona fronteriza entre la zona vieja y el barrio árabe se encuentra la catedral de Granada.



Catedral



Catedral





Albaicín



La zona árabe o Albaicín está formada por calles muy empinadas que parecen no tener fin. En el punto más alto de este barrio existe un mirador con unas vistas espectaculares de toda la Alhambra y del Generalife y por su puesto, de la ciudad de Granada.

Respecto al barrio judío poco que comentar, no había nada de especial en el así que si váis justos de tiempo en visitar la ciudad los puntos clave son la zona del ayuntamiento y el mirador del Albaicín.

[Ver fotos]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: