Los secretos del Belelle

El Belelle es un río gallego que nace en As Pontes, desemboca en la ría de Ferrol y transcurre por los municipios de A Capela, Fene y Neda. Durante prácticamente todo su recorrido presenta una gran belleza paisajística y ecológica, con frondosos bosques que lo vigilan a cada lado, algunos puentes que lo atraviesan por encima para facilitar el paso de una orilla a otra y pequeños saltos de agua. Pero hay algo que lo hace muy especial por encima de todas estas maravillas, y eso es su cascada.

Para que el agua que baja desde su nacimiento llegue hasta su destino, hay un pequeño tramo en el que le debe echar valor y dar un salto de 45 metros de altura. Gracias a esta valentía se forma la famosa cascada del río Belelle (Fervenza del río Belelle). Esta cascada se encuentra en un entorno escondido rodeado de bosque y protegido por rocas en donde el agua cae en un pequeño espacio que se abre ante tanto elemento de la naturaleza.

¿Cómo llegar?. La cascada se encuentra en Neda. La mejor forma de llegar es por autopista AP-9 dirección Ferrol si vienes desde el sur y tomar el desvío hacia Neda. Se continúa por la carretera AC-121
donde se pueden encontrar carteles que indican perfectamente la dirección a tomar. Llega un punto del camino en el que el camino es muy estrecho habiendo escasos sitios en los que caben dos coches, por lo que se puede arriesgar y meterse o bien ir andando un par de kilómetros más o menos. A unos 300 metros del inicio del sendero que lleva a la cascada se encuentra la antigua central hidroeléctrica. Una vez en el sendero, la cascada de encuentra a pocos metros y ya se podrá observar el magnífico espectáculo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: