Pink Lake de Torrevieja

Hace mucho tiempo ya pasó, un señor conocido con barba golpeó con su bastón el río Nilo, y sus aguas se convirtieron en sangre, adquiriendo un tono rojo y dando lugar a la primera plaga de Egipto. ¿Pasará lo mismo en la zona de Torrevieja, en la provincia de Alicante? Allí existen unos lagos donde el agua se vuelve rosa!!! 

Así es, pero tranquilos, que no se trata de ninguna plaga. Son las famosas salinas de Torrevieja las que guardan este secreto, y forman un lugar muy visitado conocido como Pink Lake

¿A qué se debe este color rojizo/rosáceo? 

No entiendo mucho de esto, pero como hemos dicho, no es un milagro. Según la wikipedia, el color rojizo del agua de las salinas es debido a la Dunaliella, un tipo de algas microscópicas que son capaces de vivir en ambientes salinos. Esta salida tiene una concentración de sal semejante a la del Mar Muerto. 

Pero ojo, aquí no está permitido el baño, aunque veas a mucho/a instagramer o influencer, está prohibido. ¿Tú te bañarías en él? Yo no lo he hecho, la verdad es que ni ganas me daba, y eso que era un día de calor.

¿Cómo llegamos? 

La verdad es que es muy fácil. Pones directamente en google maps «Pink Lake Torrevieja» y te lleva directo a la zona. Dejas el coche donde puedas, mejor en zona donde esté permitido el aparcamiento para que no tengas sorpresas a la vuelta. Después buscas el acceso hacia el parque por una entrada que está bien visible. Sigues andando por los caminos ya existentes hacia el mar, a unos 200 metros llegarás al destino. Te dejo el mapa abajo.
Importante, hay un pequeño río, muy pequeño, que cuando lleva agua te puede parecer que no hay camino y que no puedes pasar. A mí me ha pasado la primera vez, tenía agua y en lugar de atravesarlo me di la vuelta y me fui. Error. La segunda vez estaba seco y llegué perfectamente al agua. 
Ojo al dato, no te fíes de lo que ves de lejos, porque el color rosa/rojo solo se aprecia cuando estás prácticamente a escasos metros del agua. Fíjate la diferencia de las dos siguientes fotos (y anteriores). 

Otra cosa también a tener en cuenta antes de ir, el color e intensidad varía en función del sol que haya y como le incida. Menos sol, peor. Y parece que el mejor momento es durante la puesta de sol. Te animo a ir y que me compartas tus impresiones. 
Si te ha gustado comparte en tus redes sociales para que llegue a más gente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: