Playa Grande de Miño

Por que la playa no es solo para el verano, le toca esta vez la ya muy visitada durante años, la playa Grande de Miño. En invierno está genial para ir a correr o en un día de sol, aunque haga frío y tengas que ir abrigado, para dar paseos mientras miras el maravilloso paisaje que presenta esta playa.

La playa Grande de Miño es una playa urbana situada en el pueblo del mismo nombre [ubicación], por lo que los accesos son muy buenos pudiendo llegar a sus pies en coche. Es una playa lineal de unos 1.400 metros de longitud con arena dorada y ligeramente gruesa, de aguas tranquilas y por lo general fría y suele ser muy ventosa lo que hace a veces estar relativamente mal cuando vuelan las arenas, aunque existe un complejo de pequeñas dunas a lo largo de la playa donde, si tienes sitio, puedes resguardarte algo del viento.

La playa se divide en dos partes relativamente claras, la parte de la ría, donde desemboca el río Baxoi, donde se suele situar más gente joven y la parte de la entrada por el pueblo, más tranquila y familiar.

Y como no, lo bonito en esta época de invierno y día soleado, es ver una puesta de sol y cómo la playa se ilumina de ese color rojizo apagado del sol poniéndose.

En verano es una playa muy buena para gastar allí horas y horas descansando bajo el cálido sol y disfrutando de las buenas vistas que ofrece.

.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: