Ribeira Sacra

Se denomina la Ribeira Sacra a la zona correspondiente a las orillas de los ríos Miño y su afluente Sil, comprendidas en la frontera entre las provincias de Lugo y Ourense en Galicia. Sus paisajes de cañones con grandes acantilados a ambos lados del río, caracterizados por la existencia de grandes extensiones de vides plantadas en sus laderas, hace de este sitio un lugar espectacular para ser visitado, sobre todo hacia el otoño cuando el color rojizo de las hojas de las vides le da un aspecto muy entrañable y fabuloso. Sus carreteras van serpenteando por sus laderas con grandes pendientes ascendentes y descendentes pero pudiendo observar en todos los tramos paisajes fantásticos.

La zona es bastante extensa por lo que nos centraremos en un pequeño tramo recorriendo la parte sur de los cañones, por el lado de Ourense, indicando los lugares más típicos que valen la pena visitar y lo que se puede hacer.

Podemos comenzar la visita en el Monasterio de San Estevo, reconvertido a Parador. En él podemos ver la iglesia, el patio o relajarnos tomando algo en su restaurante/café.

A continuación nos dirigiremos hacia los cañones del Sil y Doade. De camino podemos hacer una parada en el mirador de Cabezoás, desde se pueden ver unas vistas fantásticas del cañón del Sil, siempre que la niebla no lo impida, como podéis observar en la foto, esta vez lo ha impedido. Bajo mi punto de vista es una de las vistas más espectaculares del cañón.

Continuando la carretera nos dirigimos ahora hacia el mirador de los Balcones de Madrid. No están muy señalizados por lo que hay que ir muy atento o como hicimos nosotros, preguntar cómo se llega. Desde la carretera de Doade hay que ir en dirección contraria a Doade y a unos 500 metros de la señal del mirador tomar el desvío a mano izquierda, hacia el campo de fútbol y seguir un kilómetro el camino hasta el campo de fútbol, a partir de ahí hay que hacer el camino andando, unos 300 metros aproximadamente.

Volvemos a Doade, desde donde sale el catamarán, el cual nos llevará durante 2 horas a hacer un recorrido por el río. El consejo que os doy aquí es que reservéis antes de ir porque es muy habitual encontrarse con grandes grupos y puede que ya no haya plazas libres para poder viajar en él, es lo que nos pasó a nosotros. Suele salir a las 16:00h. pero conviene asegurarse de los horarios y de qué días sale. Desde esta páginas podréis enteraros de todo lo relacionado con las salidas del catamarán.

Pasando el embarcadero del catamarán subiendo por la ladera encontramos otro mirador, desde el que se puede apreciar las vides y una figura en honor a la vendimia y la gente que participa en la misma. Para comer se puede parar en A Cantina, pequeño y acogedor restaurante muy asequible y con comida rica, aunque tenga poca variedad.

El último consejo que os doy es que no vayáis con un día lluvioso o con mucha niebla, ya que no veréis nada desde los miradores y no se podrá aprovechar las espectaculares vistas que ofrece este paisaje natural gallego.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: