Ruta de Paderne-Miño-Paderne

Tras todos los temporales que azotaron la costa gallega tenía ganas de ver cómo había quedado la playa de Miño tras el último de ellos, el cual causó graves daños en la playa. Aprovechando que por fin había sol pues que mejor que llegar a Miño en bici, dando un rodeo por Paderne ya que por la general de Betanzos a Miño es muy monótono y sobre todo muy concurrida por coches, así que mejor atravesar caminos que serpentean entre los montes y que nos baja hacia la costa.


La ruta está clasificada como moderada, con desniveles pronunciados y constantes con una duración de 25 kilómetros aproximadamente. El 80% del recorrido transcurre por carreteras entre montes, un 15% por carreteras de pueblo poco transitadas y el resto un pequeño tramo que va por la carretera de Ferrol muy transitada por coches. A continuación se expone el recorrido completo de la misma.

[Más información de la ruta]

La ruta comienza en Paderne, sube hacia A Costa para ir hasta Villozás y bajar por Condós hasta el río Lambre. Serpentea siguiendo el río hasta A Ponte do Porco. De ahí se coge la carretera de Ferrol para llegar a Miño donde se llega al punto intermedio del recorrido, la playa.

Como se puede apreciar todo el paseo está derrumbado por efecto de las olas y la casa del fondo «Sol y Mar» está completamente derruida y destrozada. El efecto de este lado de la playa fue superior porque las corrientes en ese punto son mayores, coincidiendo obviamente con mareas vivas y fuertes ráfagas de viento que creaban gran oleaje debido a la ciclogénesis Cristina. Hacia el otro lado el mar se comió mucha arena creando un desnivel de casi 3 metros en algunos puntos desde las dunas hasta lo que queda de playa. La zona de la ría también se vio muy afectada por los efectos del temporal.

Desde este punto la siguiente parada es el puerto de Miño donde, a pesar de estar protegido por un pequeño cabo, causó algún destrozo aunque menor. Nos disponemos a salir de Miño pero antes paramos en el mirador que hay en la salida del pueblo.

Tomamos de nuevo la carretera de Ferrol dirección Betanzos y nos desviamos hacia A Ponte do Porco de nuevo donde volvemos a ver la desembocadura del río Lambre. A partir de este punto comenzamos la subida hacia Paderne, el último tramo ascendente que se puede ver en la gráfica de la página de wikiloc de la ruta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: