Ruta del agua

Os presento aquí una de las mejores rutas que llevo hechas hasta el momento. Transcurre íntegramente por Betanzos y Paderne con unos 20 km de recorrido pasando de los casi 200 metros de desnivel hasta los 4 metros sobre el nivel del mar y con caminos de monte en un 90%.  A pesar de esto es una ruta de dificultad moderada y siempre que los helechos y tojos no invadan los caminos.

[Ver la ruta completa con el mapa y los desniveles]

La ruta del agua es muy conocida en la zona por todos los amantes de la mountain bike. Tiene 3 modalidades con distintas distancias, fácil, moderada y difícil, con unos 20, 40 y 80 km respectivamente. Aquí he hecho la fácil y se trata de una variante de la original, ya que me he perdido en un pequeño tramo pero básicamente esta es la ruta.

Podemos comenzar la ruta en el paseo de La Tolerancia en Betanzos, tomando dirección Ferrol pasando por A Ponte Vella.

En Saavedra Meneses cogemos el cruce a mano derecha hacia Villozás/Cementerio. Tras subir unos 300 metros volvemos a tomar el desvío a mano derecha, hacia el cementerio. Este camino nos hace pasar por delante de la iglesia de Los Remedios.

Seguimos ascendiendo por el lado derecho de la iglesia y comenzamos aquí la subida hacia Paderne. Llegaremos a una bifurcación y tomaremos el camino derecho. A unos 100 metros el camino asfaltado se acaba y comienza camino de monte, comienza la parte más bonita de la ruta.

Volveremos a salir a un camino asfaltado para posteriormente meternos de nuevo por medio del monte.

 La ruta nos lleva al Barreiro. Desde allí tomamos dirección Paderne de Abajo para meternos de nuevo por caminos de monte espectaculares. Aquí comienza la bajada hacia el río Mandeo. Hay tramos con tanta pendiente en los que incluso con el freno apretado a tope la bici sigue bajando derrapando, así que mucho cuidado, porque por ejemplo en las siguientes fotos que veis, si no dais frenado caeréis por un terraplén de 3 metros directos al río.

 Todo este camino nos lleva siguiendo el río, el cual atravesaremos dos veces por unos puentes curiosos, el primero un tablón puesto y otro un puente de piedra.

Siguiendo los caminos nos lleva hasta el merendero de Teixeiro, desde ahí atravesamos la carretera para meternos de nuevo por camino de monte para llegar a Chelo.

Una vez que cruzamos el puente en Chelo, con la bici a cuestas, ascendemos el camino asfaltado para que cuando lleguemos al cruce empecemos a bajar, y antes de llegar nuevamente a Teixeiro nos metemos a la izquierda por camino de monte, dirección a Betanzos por la orilla del Mandeo y pasando por el campo de Os Caneiros.

Si la ruta de 20 km tiene estos espectaculares paisajes, imaginaos las otras que son más largas y que transcurren también por monte. La siguiente parte de la ruta del agua será la de 40 km, lo prometo, y como no os lo contaré.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: