San Sebastián

Os cuento algo sobre la visita a San Sebastián (en euskera Donostia, también es su nombre cooficial), ciudad turística del País Vasco y, con el que estreno esta comunidad autónoma, porque nunca había estado, abierta al Mar Cantábrico. El regente del hotel donde nos quedamos nos comenta, «San Sebastián es playa, comer y beber, nada más». ¿Qué opináis los que habéis estado? Seguro que algo más tiene, ¿verdad? En casi dos días algo más he descubierto, sobre todo ayudado por la intensa lluvia de uno de los días. Una de las cosas que más me sorprendió es que tiene mucha zona verde, y desde las partes altas de la ciudad, se aprecia perfectamente.

Alojamiento: Para mi la mejor zona para alojarse es cerca de la playa y del lado que está próximo al casco viejo. Esto te permite acceder a la playa de forma rápida y a la zona más típica de pintxos sin necesidad de caminar mucho.

Como comenté, lo mejor es disponer de buen tiempo para poder pasear sin problema y sin preocuparse de la lluvia, pero como buena ciudad de norte que es, es muy normal que llueva. Así que si el tiempo lo permite, ponte unas zapatillas cómodas, y vamos a andar por su famoso paseo marítimo de la Playa de La Concha, como se aprecia también en la foto de arriba.

Si te pilla por aquí a última hora, que seguro que sí, y tienes suerte y hace sol, que puede que sí o puede que no, podremos contemplar una buena puesta de sol.

Volvemos a la zona del paseo y lo seguimos recorriendo. Hacemos una primera parada en el Palacio de Miramar y sus jardines.

Para subir al palacio desde el paseo basta con pasar el túnel peatonal que hay simulando un fondo marino. En ese momento, tuvimos la suerte de escuchar una violinista dentro del mismo. Apreciar su sonido…

Volvemos al paseo, yendo a la par ahora de la Playa de Ondarreta. Siguiente punto de interés es el funicular que lleva a la parte alta del Monte Igueldo, con una de las mejores vistas de la ciudad, así debería ser, pero estaba lloviendo y las vistas se quedaron un poco oscuras. Arriba, en el monte, hay un pequeño parque de atracciones, aunque en el momento en el que fuimos estaba cerrado por la pandemia del Covid.

Al bajar de nuevo, una vez en el paseo, continuamos hasta el final y llegamos a una de las más famosas esculturas de Donosti, el Peine del Viento.

Para acabar la visita, nos vamos al Casco Viejo, la zona de pintxos por excelencia. Antes de entrar en la zona desde el paseo, nos encontramos el ayuntamiento.

Una vez dentro, el consejo es que te pongas a buscar el bar/restaurante que más te llame la atención, así hicimos nosotros. Son ideales para comer, cenar o tomar algo. Selecciona bien el sitio y selecciona bien el pintxo, porque sino te puedes ir con una sensación agridulce de que tampoco son tan buenos. No recomiendo bares porque lo ideal es descubrirlos y elegir bien según tus gustos, e importante, no te dejes llevar por los pinchos fríos y te llenes, los calientes suelen estar mejor, aunque para gustos… a nosotros nos recomendaron, algunos nos gustaron y otros no, y otros estaban cerrados temporalmente, por eso no recomiendo, mejor experimenta.

Por la zona vieja, aprovechando que llovía mucho, entramos en el Museo de San Telmo, con la exposición permanente de la sociedad vasca a través de la historia y la temporal de Cristina Iglesias y su obra en el Faro de la isla de Santa Clara, en frente a la Concha.

Al salir del museo, vamos al Baluarte del mirador con vistas a la Playa de Zurriola, playa surfera, aunque por la niebla casi no se ve nada. El último día, antes de irnos, nos acercamos en coche para verla mejor, aunque el tiempo seguía sin acompañar.

Dimos también un paseo por el puerto, pasando por el acuario y llegando al inicio del Paseo Nuevo, pero no llegamos a subir al Monte Urgul por el tiempo. Dicen que vale la pena subir andando y perderse por él e ir descubriendo lugares bonitos por el mismo.

Además de Bilbao y San Sebastián, no te pierdas el viaje por la costa que une las dos ciudades, es más espectacular aún, pasando por varios pueblos bellísimos.

Espero que te haya servido, para eso lo haga. Si no te ha gustado, ayúdame a mejorar. ¿Tú has visitado San Sebastián? ¿Cuáles son tus recomendaciones? No dudes en poner lo que consideres en los comentarios y en compartir en tus redes sociales.

.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: